«Recuerdos » de un concierto en honor a Santa Cecilia

La mañana del domingo 27 de diciembre se levantaba un sol de justicia en nuestra localidad. La Banda de Cornetas y Tambores”Sayones” de Nuestro Padre Jesús Nazareno tenía programado un concierto en honor a la patrona de todos los músicos, Santa Cecilia. El acto comenzaba con una ofrenda musical a los ancianos del hospital que lleva el nombre de la imagen más antigua de nuestra Semana Santa. La ofrenda en modo de música desprendía sentimiento en las miradas de aquellas personas que atentamente observaban los detalles en rojo y plateado que portan los trajes de la formación musical sayona.

whatsapp-image-2016-11-29-at-11-36-12

Las marchas se ejecutaban una tras otra, sonaba la corneta desgarrada y sutil en el solo de ”A esta es’‘, el juego contrapuntístico de la trompetería en ”La Pasión” o la conjunción de la primera voz de corneta en ”Sentimiento Gitano”. Tras la actuación en el hospital, se pasaba al momento más emotivo del día, el concierto en la Capilla de Nuestro Padre Jesús.

Las cornetas de la ”Madrugá”se preparaban en posición de concierto en el centro del templo, delante de su titular. Antonio Manuel Sánchez, asesor musical de la formación, se disponía a tomar la batuta. El ”Silencio Blanco” se hacía en la capilla, evocando sones trianeros de amargura, una marcha clásica que solemos escuchar en la ”tercera caída” durante nuestra Madrugá, allá por calle Santa Ana, sede de la Agrupación. Continuaba el concierto con una marcha con mucha ”solera”, con un cambio de matiz en el centro de la marcha, culminado con un solo empapado de bordaduras, finalizando en una escala ascendente que culmina magistralmente la banda en un forte. La banda siguió interpretando con marchas como ”Y el cielo ganó una estrella” de la granadina banda del Despojado y ‘‘Consuelo” de la popular banda de Cádiz, ”Rosario”.Y llegó el momento culminante del concierto, el estreno, el ”recuerdo”, la composición de Rafael Carlos Llergo e Israel Guijarro.

whatsapp-image-2016-11-29-at-12-07-50

El compositor Rafael Carlos Llergo se disponía a coger la batura de la formación musical para el estreno de su segunda composición. El juego de las contestaciones musicales quedaba patente en los primeros compases de la pieza  con un tema melódico característico. También se exponían otros temas característicos que eran acompañados por semicorcheas de la armonía y algún tresillo. La melodía también era tocada por la trompetería hasta la llegada de un punto armónico claro que era acompañado por las cajas de la percusión. Un solo muy virtuoso de corneta cuminaba la parte para volver a dar entrada a la banda en su totalidad.  El final de la obra se vuelve a caracterizar por el juego contrapuntístico de las voces pero tratado con más claridad debido al silencio que empleaba la “armonía”. El final ambiguo le da un toque más especial a la pieza que culmina con el empleo de la banda en su totalidad en la dinámica de forte.

 Los aplausos eran muy notorios dentro del templo de Nuestro Padre Jesús. Rafael Carlos recibía un recuerdo de este día que quedará en su memoria y en el de toda la familia sayona ya que “Recuerdos de la Madrugá” era una realidad. Fue un día de enhorabuena para nuestra Semana Santa, puesto que el patrimonio artístico musical de nuestra localidad ha quedado aumentado, y con una buena pieza musical.

José Manuel Mansilla Prats

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s