Hablemos de locura

¡Estáis locos! Cuántas veces se le habrá dicho eso a los costaleros. Pero qué locura tan bonita esa de ser los pies de Jesús y su madre María, qué forma de rezar tan de verdad, qué cosa tan gratificante la de acercar nuestras devociones a quien no puede ir a rezarle a su templo, siendo como como el hijo orgulloso que pregona cuánto quiere a sus padres.

Además de todo ello, el costalero experimenta y, no me cabe la menor duda, que Dios tiene mucho que ver en esto, un vínculo con sus compañeros tal y como si de hermanos se tratara, dentro y fuera de las parihuelas, ya que desde el primer momento estarán a su lado en los momentos malos, o como se suele decir en el argot cofrade en esas calles malas donde hay que apretar los dientes y trabajar “tos por igual´´ A lo mejor no estamos tan locos ya que como me dijo una vez un costalero veterano y referente para muchos: “Niño estar debajo del Señor es igual que estar en el cielo´´.

Por último, me gustaría agradecerle a tantos costaleros anónimos el trabajo humilde y desinteresado de portar las sagradas imágenes cada año por las calles de Pozoblanco llenándolo de devoción, sentimiento, cariño y Fe.

 

Francisco Javier Salas Leal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s