El sueño de Pozoblanco y Villanueva de Córdoba

Como bien sabemos, la Virgen de Luna, es la gran devoción a la que rinden culto la mayoría de creyentes de Pozoblanco y Villanueva de Córdoba, y por tanto, la gran devoción de nuestra comarca, el Valle de los Pedroches. Grande y ferviente, es el amor que ambos sienten por esta imagen, que en sus dos localidades, tienen varios títulos, entre otros, el de Patrona, Alcaldesa Perpetua, etc. Pero, bien sabemos, que esta devoción podría haberse materializado y unido hace muchos años. La Virgen de Luna, podría ser Coronada.

Y sí, este es nuestro deseo. Ambos pueblos, sentimos que la devoción, merece que nuestra Virgen, nuestra Madre, nuestra Señora de la Jara, podría demostrarse en una ocasión extraordinaria, en la que, ambas localidades, celebrásemos una ceremonia de amor, en la que nuestra amantísima Madre, pudiese tener el privilegio de ser coronada, con una corona de amor, una corona de devoción, de sentimientos, de fervor, y de rigurosa admiración y respeto ante la Virgen, madre de Dios, y Reina de Cielos y Tierra. Por tanto, y me gustaría expresar mi gran súplica, olvidemos por una vez, los escudos de nuestras localidades. Recordemos que, de un modo u otro, en unas parihuelas de salida, u otras, con un ajuar de un pueblo, o del otro, la Virgen es la misma, la advocación es la misma.

Creo que, la madurez, el amor a nuestra Madre de Luna, y la devoción, pueden llegar a un acuerdo firme, seguro, y sobre todo, a una unión, en la que el único punto de mira sea nuestra Madre. Formemos un nuevo ajuar para la Virgen, que comprenda la unión de los dos existentes. Olvidemos ataviar a la Virgen de un modo u otro, o, adaptémonos, mientras que la Virgen esté en el Santuario, a una forma de vestir, en la que, como digo, ambos ajuares se unan en uno sólo, y un solo vestidor rodeado de camareras de una localidad y otra, vistan y preparen a la Virgen, para un posible camino que culmine en la Coronación de nuestra madre.

s

Pido a ambas localidades, y a ambas hermandades, en nombre de todo el mundo que alguna vez ha deseado vivir y participar de este acontecimiento, de los que partieron sin ser testigos, y de los que vengan y se encuentren con el honor de venir al mundo y ser presentados ante nuestra Reina Coronada, la Virgen de Luna, un gesto de unión, de acuerdo, de por una vez, demostrar que somos capaces por nuestra Virgen de alterar la tradición de esta absurda separación, que no trae consecuencias positivas para nadie. Además, me gustaría rogar a nuestra Madre, haga en las conciencias de todos cuantos tengan la autoridad de promover el sueño “tarugo” y “jarote”, de ver a nuestra Virgen Coronada, un hueco de paciencia, lucha, y unión con nuestros hermanos para conseguir el propósito que todos venimos soñando desde hace varias décadas.

Sin más extensión, ruego que todos cuantos estéis u os sintáis implicados y deseosos con este magno proyecto, divulguéis el mensaje, para que este deseo, este sueño, llegue a todos, y de una vez, comencemos el camino que ansiosos estamos esperando.

Virgen de Luna, ruega por todos nosotros.

Juan Cruz Calero Torrico

Un comentario en “El sueño de Pozoblanco y Villanueva de Córdoba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s