El ritual del Lunes Santo

Bendita juventud, bendito tesoro el que pasean los jóvenes cofrades del barrio de San Gregorio, ritual propio de cada Lunes Santo pozoalbense. Brillaba el sol radiante que se iba ocultando levemente cuando los nazarenos de túnica blanca y antifaz granate salían al encuentro de la calle San Gregorio. Ese momento de calor empujaba las rodillas costaleros de Nuestro Padre Jesús del Silencio, tradición que perdura con el paso de los años. Lo esperaba su madre, María Santísima de la Salud portado por su magnífica cuadrilla de hermanos costaleros y costaleras. 

El Lunes Santo pozoalbense convierte su desfile procesional en un ritual continuo, llevando sus titulares ante la Parroquia de Santa Catalina, evocando tiempos pasados, silencio. La luna hizo su aparición en la tímida noche donde la temperatura era totalmente perfecta, los acordes precisos, la chicotá exacta, el momento perfecto para divisar a la Cofradía más importante de los nuevos tiempos cofrades de nuestra localidad. Cuando marcaban las 22:30 los costaleros románticos marcaban la chicotá interminable al son de unas notas flamencas pero elegantes. María Santísima de la Salud cruzaba también la puerta del ayuntamiento al son de sones pedrocheños y su elegante andar. Llegamos a la parte más sentida del ritual, Costanilla del Risquillo, no hay lugar más cofrade de nuestra localidad. Trabajo costalero puro donde se hace la pasión y el sentimiento, andando los dos titulares con gran maestría, no sin antes olvidar el obligado paso por Jesús de la Columna, donde la Cofradía le reza al antiguo titular que portaban los denegos. Sonaba “Al Cristo de los Faroles” para el Señor, “Mi Amargura” para la Señora, la Cofradía enfilaba las piedrecitas del Risquillo.

El ritual termina, el Lunes Santo llegando a su fin. Los hermanos gregorianos suben la calle San Gregorio cumpliendo el sueño de aquellos cofrades que formaron a este gran grupo de hermanos. Algunos perduran en el desfile y por muchos años más. Pasadas las 1:15, entraba la Reina de San Gregorio y los cofrades disfrutaban de los dos titulares en la Ermita al son de “Bajo tu Palio de Estrellas”. Soñemos con nuevo Lunes Santo.                                                        Carlos Arévalo García

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s