Asi vivieron su particular Semana Santa la Banda de CCyTT “Sayones”

En este pequeño artículo voy a intentar condensar todo lo sucedido en la pasada semana mayor, si para un cristiano se refiere, todos los hechos más significativos que nos hayan sucedido, con respecto a la Banda de los Sayones de Pozoblanco.

Antes del comienzo de la Semana Santa siempre hay (por lo menos para mí) ese “nerviosismo” por querer comenzar cuanto antes “lo bueno” como solemos decir y de que no queda nada para estar tocando en alguno de los pueblos de nuestra geografía el Domingo de Ramos.

sayones.jpeg

Desde un punto de vista hacia el físico y el aguante, nuestra Semana ha tenido sus pequeños descansos entre día y día y hemos sabido compaginar muy bien los esfuerzos. Con otro de los aspectos que renovábamos en esta Semana son los nuevos mantolines de corneta y la gala de nuestro bombo, recién estrenados en el Domingo de Ramos en Cañete de las Torres. Por otra parte este año contábamos con mucha más variedad de marchas procesionales que se adecuaran a la imagen que acompañáramos. Han sido muchísimas las que hemos sacado, tan solo decir las que más han solicitado en general las cofradías; Y el cielo ganó una estrella de Ignacio José García Pérez, Eternidad de Sergio Larrinaga Soler y la Pasión de Manuel Alejandro González Cruz entre otras muchas. También querría comentar que el estreno de la nueva  marcha, Quem Quaeritis (¿A quién buscáis?) de José María Sánchez Martín, bajo mi punto de vista es una de mis marchas predilectas.

Con respecto a las salidas procesionales, la Semana ha sido un buen recorrido por geografía cordobesa empezando el Domingo de Ramos en Cañete de las Torres por la mañana y por la tarde al Histórico pueblo de Aguilar de la Frontera, donde fue uno de los momentos más especiales de nuestra Semana Santa ya que año tras año nos presentamos en esta localidad.

sayones 1

El Martes Santo nos dirigimos hacia Palma del Rio donde realizamos una estación de penitencia por sus calles llenas de devotos hacia Jesús orando en el huerto. Al día siguiente nos dirigimos hacia Córdoba para volver a acompañar al Cristo de la Piedad de las Palmeras. Una procesión larga pero muy gratificante al ver que nos vimos tocando entre arcos de herradura. A partir del jueves Santo por la noche (por lo menos para mí) viene lo más significativo de la Semana Santa, la denominada “madrugá”. Pero antes de imbuirnos  en ello, esa noche nos desplazamos hacia Peñarroya donde pusimos los sones a al nazareno. Una procesión bastante interesante donde los costaleros empiezan con el derecho.

Tras llegar a Pozoblanco sobre las dos de la mañana, tras años y años, en mi caso nunca he dormido esa noche. Siempre dejo pasar la noche viendo la madrugá de Sevilla por la tele hasta que llega la hora de tocarle a nuestro titular sobre las seis de la mañana. Es sin duda el momento más especial para mí, el acompañar a mi cristo en su Vía Crucis. Y finalmente con todo el palizón y con nuestras últimas fuerzas ir a acompañar al santo entierro por la tarde del Viernes Santo.

Por último, para ir finalizando, además de disfrutar con nuestros sones, el buen ambiente que tenemos en la banda, enlazándolo con otro de los momentos que no pueden faltar en los desplazamientos, el cachondeo del autobús y que te hace soltarte e ir más seguro a las salidas procesionales.

Sin más desarrollo, solo quiero decir que Nuestro Padre Jesús Nazareno nos guie y nos acompañe donde vayamos.

18268548_2103680996525540_2399269001163976561_n

Alberto Villarejo de Torres. (Componente de la banda)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s