Entrevista a Juan Jose Fernandez , Capataz de la Amargura

Aprovechando que la cuadrilla de costaleros de la Amargura ha tenido hoy su primer ensayo de cara a la salida extraordinaria del 10 de junio, publicamos la entrevista que le hemos realizado a su capataz, Juan Jose Fernandez.

  1. ¿Quién te introdujo en el mundillo cofrade?

Fue mi Padre. Los primeros recuerdos que tengo del mundo cofrade, de ver por primera vez un paso a costaleros y un palio con cera derretía y de vuelta, fue cuando tendría quizá 8 o 10 años, ya no lo recuerdo… cuando el Viernes Santo por la mañana, acudíamos durante algunos años a Córdoba a ver una procesión, que por lo visto eran los capataces tíos míos y que se recogía en la entrada de córdoba, allá por “chinales”… por aquél entonces yo andaba bastante perdido en estos menesteres, pero resulta que era la Hermandad de la Merced, de la cuál soy hermano y hoy por hoy, esos que decían que eran tíos míos, son  mis capataces desde hace una década y Dios quiera que por muchos años más.

  1. ¿Cuándo te ofrecieron el cargo de capataz de la Amargura, que sentiste? ¿Cómo te animaste a dar el paso?

La verdad es que las fechas y yo, nos llevamos bastante regular… recuerdo que fue en la candidatura de Rafa Villarreal, cuando salí de debajo para acompañar como segundo a Ángel Luis López, el cual aún es miembro activo de la cuadrilla y fue en el mandato de María José Martín cuando me quede como responsable del paso de palio. En ese momento existía una corriente generacional la cuál andaba interesándose muy mucho por el mundo de costal, hasta tal punto de realizar y asistir a multitud de charlas, cursos y clases prácticas en diferentes ciudades entre Badajoz, Córdoba y Sevilla. Era algo que nos preocupaba de verdad y ese tirón permitió animarme a dar el paso, porque el criterio era compartido entre un grupo bastante influyente y queríamos aportar todo lo que entendíamos que debíamos hacer y al menos asentar las bases de lo que aprendimos  que era primordial, ya que por aquel entonces, en el costal pozoalbense casi todo se arreglaba con… “esto es tradición” y hay cosas que si, pero hay otras muchas que no y el paso del tiempo ha dado la razón en muchas cosas a aquellos locos que parecían seres extraños con ideas revolucionarias

         3.-Para ti, ¿Qué es ser capataz?

Para mi ser capataz es lo más difícil que he hecho en mi vida. Es un reto continuo, de querer ver un trabajo materializado, un trabajo que está continuamente rondando la cabeza, intentando buscar soluciones a pequeños matices, que existen y que surgen en el camino, algunos fijos, otros variables, y que si llega el momento en que todos esos pequeños detalles se ponen de acuerdo, se crea algo mágico y algo único y la satisfacción es inmensa, según un criterio debo de admitir, muy personal y que quizá no todo el mundo comparta, pero sobre gustos… los colores.

  1. ¿Usted es de los que piensa que para ser capataz hay que ser antes costalero? o mejor dicho, ¿cree que se debe pasar por las trabajaderas para ser un gran capataz?

Grandes capataces de la historia, no se han metido nunca debajo de un paso y serán recordados por siempre, otros que nos hemos metido debajo, seguro que con el paso del tiempo pasaremos desapercibidos. Que quiero decir con esto, que no es una norma, aunque entiendo que es conveniente saber que pasa ahí abajo, para entender desde fuera, los limites, las satisfacciones y posibles soluciones que si no lo has experimentado desde abajo, es muy difícil encontrar desde fuera. Un ¡Ay!, se puede interpretar de mil maneras, pero si eres capataz, no puedes dudar ni equivocarte en la solución.

  1. ¿Cuál crees que debe ser la mayor virtud que debe de tener un capataz? ¿Y un costalero?

La mayor virtud que tiene que tener un capataz, es que se rompa constantemente la cabeza, para sacar el mayor partido a una cuadrilla. En Pozoblanco contamos con una serie de limitaciones, en alturas sobre todo, que nos impiden avanzar más rápido de lo que nos gustaría, tenemos que ir muy poco a poco y los pasitos son cortos, estamos de acuerdo de que esto no es una maratón y hay que llegar el primero, pero no podemos quedarnos estancados, ni conformarnos con el “éxito” de este año y si nos referimos a un “fracaso” o un año malo, no conformarse con el tópico de… verás como el año que viene sale mejor…. ¡No!

En cambio el costalero debe de ser una persona responsable y comprometida, que entienda que esto no es ningún juego y que cuando alguien se mete debajo lo que caen son kilos, no flores y que su ausencia va en contra del trabajo del resto, sus kilos son para otro y esa licencia no se la debería de permitir ningún costalero que se haga llamar como tal, sino que se cambie el nombre y se llame de otra manera, pero hay que tenerle respeto a lo que se hace y con quien se comparte el trabajo. Por otra parte el costalero debe de tener un nivel medio – alto de afición, es decir, que le guste hacer lo que se viene a hacer a una cuadrilla, a cargar con responsabilidad, trabajando de la forma que le toque según su posición, fijador, costero, patero… no son palabras bonitas que se les pone a los lugares que existen debajo, cada uno tiene su quehacer de diferente manera, no vale acomodarse y tirar para adelante, los sacrificios que se hacen debajo, son los que marcan la diferencia entre unas cuadrillas y otras, aguantar las caídas de las calles, saber entender una vuelta, estés donde estés, acompañar los kilos y quedarte con ellos arriba, arriar por igual sin tirar el paso… son cosas que la devoción, el cariño a tal imagen, los años de experiencia…  por mucho que tengamos, no lo hace, cuando se viene de vuelta con un paso que arrea… Dios quiera que haya un nivel aceptable de afición, porque si no se va a pasar verdaderamente mal y no quiero ser oportunista y tocar el tema de salud y lesiones, pero ¡¡ojo!! con pensar que los pasos los lleva la devoción

  1. Como costalero ¿Cuál fue el primer paso que usted saco? ¿ y como capataz? ¿En la actualidad cuales sacas?

Mis inicios como costalero, fueron en mi hermandad, en el palio de Ntra. Sra. de la Amargura, hace ya 20 años, ahí es donde he echado los dientes como costalero y en donde he aprendido a saber sufrir cuando tocaba, casi siempre por falta de relevos y en donde he podido experimentar las mayores satisfacciones hasta el momento. Lo que es de uno… siempre toma una mayor predilección por el cariño especial que se le tiene. Como capataz también fue ahí donde empecé, en mi hermandad y con mi Amargura. En la actualidad sigo sacando el palio de la Amargura, a María Auxiliadora el 24 de Mayo y  a Ntro. Padre Jesús Nazareno de Dos Torres el Martes Santo

foto javi

  1. ¿Qué destacarías de la cuadrilla de la Amargura?

La cuadrilla de la Amargura, es especial, no podría tratarla como una cuadrilla más, puesto que ahí, lo que hay son amigos, muchas amistades se han forjado ahí y muchas más se han alimentado sobre esas mismas bases  de grupo, de cuadrilla. Es una cuadrilla que está muy hecha, una cuadrilla en donde a pesar de la gente nueva que va llegando, prima la veteranía y en donde todos y cada uno de los costaleros son exigentes con ellos mismos y con la gente de fuera también, porque no se conforman, quieren más, quieren siempre lo mejor. Me sorprende y a la vez me alegra decir que hay muchos matices y detalles que a los ojos del espectador pasan desapercibidos y en la cuadrilla son temas de debate y que se comentan, siempre con la intención de mejorar y con la intención de salir a la calle cada Jueves Santo, no de cualquier manera, aunque también tenemos nuestras limitaciones y lo sabemos, lo aceptamos y somos conscientes de ello. Existen algunos factores fijos de estructura que no podemos arreglar ni solucionar o al menos no depende de nosotros, la bambalina pesa muy poco, apenas tenemos basamentos de consistencia en los valares, la bambalina partía, la regulación de las trabajaderas es compleja… y mientras eso exista, no nos queda otra, que arreglar todo lo que podamos desde abajo. Pienso y estoy convencido de que se podría sacar mucho más provecho a ese palio. Ojalá y juntas de gobierno venideras, apuesten por invertir en soluciones para pasear ese palio como entiendo que se debería pasear. Nosotros lo sabemos, lo aceptamos y damos hasta donde podemos, entendemos que esto no es un trabajo de hoy para mañana, pero hay que empezar a pensar en ello.

  1. Para ti, ¿Que supone el jueves santo salesiano?

El Jueves Santo es un día especial para cualquier cofrade que se precie, para mi también lo es. Cada uno lo disfruta, lo vive y lo siente a su manera, en mi caso a veces el cargo de responsabilidad que llevas desde que entras hasta que sales, me impide disfrutar de todo lo que hay alrededor, pero con mi cuadrilla si que lo hago y es un gustazo ver y palpar cuando la cuadrilla está agusto y va disfrutando, cuando en ocasiones se sufre, por malos terrenos, por una mala levantá o por cualquier otra cosa, el sufrimiento es compartido, soy una persona muy susceptible y me afecta todo lo que le pase a mi gente tanto para bien, como para mal

  1. ¿el día de salida tienes algún ritual? ¿cómo es su día de salida?

No soy de rituales, quizá algo que si repito todos los años es acercarme a los capataces del Señor, darles un abrazo y desearle suerte, luego hago lo propio con mi equipo, dejando siempre para el final a mi hombre de confianza, pero supongo que será algo normal que ocurra en todas las hermandades. Mi día de salida es normal, estoy feliz desde que me levanto, dado el día que es, pero nada más, no soy una persona efusiva ni por los momentos, ni por las situaciones, lo llevo por dentro y se queda ahí para bien o para mal.

  1. ¿Qué decisión le ha llevado a tomar la decisión de abandonar su cargo como capataz?

Son varios los factores que han influido, el principal es la disponibilidad, mi trabajo no me permite estar al 150% que es lo que a mí me gustaría, estoy fuera de casa todas las semanas y tengo que hacer encaje de bolillos para muchas cosas que se tienen que hacer, antes, durante e incluso después. Mi familia, tengo  a mi mujer y dos niños pequeños que también requieren de mi tiempo y entre unas cosas y otras no les dedico lo que me gustaría. Principalmente es por esto. Cualquier persona podría decir que estos motivos son aplicables a cualquier cuadrilla, o a cualquier otra cosa, como asociaciones o algo similar, pero créeme que no es una escusa barata para salir corriendo…  esta cuadrilla es muy exigente y requiere estar muy pendiente de cualquier situación que ocurra alrededor de ella y gestionarla de la mejor manera, hay que estar al 150% y yo hoy por hoy no puedo estarlo debido a mi situación personal y entiendo que sería una hipocresía estar por estar, cuando hay personas que pueden aportar en este momento mucho más que yo y si de esta manera sirve para crecer como grupo y como cuadrilla… mejor que mejor, verdad?.  También te digo que no descarto la posibilidad de volver algún día si mi situación cambia y por ambas partes estamos de acuerdo. Por otra parte entiendo que cualquier persona que venga, puede dar un impulso grande a la cuadrilla y puede ser muy positivo para seguir en el candelero, la ambición y la ilusión de los primeros años, siempre son importantes y buenos para una cuadrilla y quien venga seguro que lo será también. Personalmente me gustaría que fuera Jose Martín Calero quien continuara con el proyecto que se ha empezado para culminarlo con los objetivos que se han pretendido desde el principio, él conoce a la cuadrilla y sabe de sus virtudes y sus defectos (de estos últimos pocos, jeje)

  1. El próximo 10 de junio, ¿Que va a sentir cuando toque el martillo por última vez?

Alegría!!! Será un día especial para mi cofradía y mi cuadrilla está muy ilusionada con el día 10 de Junio, nada más que ver la cara de satisfacción de la gente que vaya saliendo tras la ultima arriá… habrá merecido la pena todo. Siempre lo he defendido y lo intento expresar cada vez que puedo;  todos en una cuadrilla somos costaleros, lo que pasa es que a unos le toca trabajar por dentro y a otros por fuera, yo no me despido, simplemente cambio de Rol, en vez de estar por fuera, el próximo año estaré por dentro, me siento orgulloso de mi cuadrilla y ojalá y Dios me permita estar todo lo que pueda y más ligado a este grupo de personas grandes y de la manera que sea, me da igual.

  1. ¿Con que parte, rincón, calle del recorrido de la Amargura te quedas?

No me quedo con ninguna calle ni con ningún rincón porque aunque las calles sean siempre las mismas, las sensaciones son diferentes dentro de una misma calle o rincón, me quedo con los momentos que surgen, por una mirada de un desconocido que me ha despertado algo, por una revirá con la que me he derretido simplemente mirando, la bambalina cuando en ocasiones se queda quieta, he de admitir, que me sale una sonrisa de oreja a oreja, no lo puedo evitar, con las caras de la gente que sale del relevo, con el relevo que espera y va caminando a la par del paso mirándonos para que paremos porque le estamos arrebatando metros a su trabajo…. Hay cosas tan especiales, que las calles y rincones para mi, pasan a un segundo plano. Me alimento de momentos y de situaciones, sino no sería yo, sería otro.

  1. ¿cómo vas a vivir el 10 de junio? ¿Qué esperas de ese día?

Pues lo voy a vivir de una manera especial, estamos de cumpleaños, de celebración… hay que ser conscientes de que somos privilegiados de vivir este 75 Aniversario, es algo único…  algunos no estuvieron en el 50 y el 100 no estarán todos los que hoy están. Espero poder disfrutar de todos los detalles posibles de ese día, que serán muchos y de que no pase nada desafortunado, que las cuadrillas del Señor y de la Virgen lleguen enteras y con la satisfacción de haber realizado un gran trabajo, que la banda de mi cofradía sea motivo de alegría y sus componentes disfruten mucho, haciendo lo que mejor saben.. música.

  1. Mucha suerte para el 10 de junio y muchas gracias

Muchas gracias a vosotros por haber confiado en mi persona para esta entrevista y desearos al blog Cruz de Guía, mucho éxito y larga vida.

Un comentario en “Entrevista a Juan Jose Fernandez , Capataz de la Amargura

  1. No resulta fácil, ni posiblemente objetivo (tampoco se pretende), hablar de…los tuyos. Porque Juan José es de los míos..y de los nuestros. ¿De quién no es JJ? Lo he visto crecer y abrirse camino, cuando éste era aún más tortuoso y complicado que el actual. Ha luchado apasionadamente,y hasta desesperadamente, por abrir una puerta a un mundo precoz e innovador de faldones y trabajaderas; que con coraje, ansia de aprendizaje..y mucho, mucho “amor al arte”, ha sabido sobreponer, sobreponerse, y hacer valer sus grandes y bien definidos valores.
    El tiempo hará su justo reconocimiento y será agradecido con estos locos y atrevidos valientes de terno negro, casi siempre remangados y soportando la carga de un llamador, más que el propio éxito y orgullo de poseerlo (que también).
    Para mi, que creo conocerlo por “dentro y por fuera”, ese tiempo ya ha transcurrido; aunque no me cabe ninguna duda que retornará, y por eso me adelanto a darle las gracias por su aporte y su afición contagiosa. Sigue creciendo como costalero de la vida, de tu hermandad y cuadrilla familiar…y de tu merced salesiana. Cuánto he aprendido de ti.. en tu interés por aprender. Venga de frente, que la caída de las calle se alivia al volver la esquina. Felicidades por lo….que te queda por hacer.
    Un compañero de viaje. José Fernández

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s