”He visto muchas cuadrillas, pero como la del Santísimo Cristo del Perdón, ninguna”

Seguimos conociendo los detalles de la próxima extraordinaria en nuestra localidad. Si el otro día conocimos más de lleno a Juan José Fernández, capataz del paso de palio, hoy lo haremos con Antonio Blanco que hará lo mismo con el paso del Santísimo Cristo del Perdón. Nuestro entrevistado vive este año con mucha intensidad, ya que comandará al Crucificado Salesiano en el año en el que ha sido el encargado de pregonar la Semana Santa de nuestra localidad. Disfrutemos de sus palabras:

En primer lugar muchas gracias por dedicarnos unos minutos de tu tiempo

1.-¿Quién te introdujo en el mundillo cofrade?

En el mundo cofrade me introdujo mi familia que no es que tenga un arraigo aquí a la Semana Santa en concreto. Yo he sido cofrade del Rescatado y he salido cuando era chico. La primera vez que me vestí de nazareno fue acompañando al Cristo de Medinaceli, ya que en la casa de mi madre eran muy «callenuevos». Pero luego, lo que a mí me ha metido de verdad ha sido el tema del costalero , es  el tema que a mí me ha metido en el mundo de la Semana Santa ,en el que sigo y en el que disfruto de verdad.

2.-¿Cuándo te ofrecieron el cargo de capataz del Perdón, que sentiste? ¿Cómo te animaste a dar el paso?

Pues yo entre en la cuadrilla del Perdón en el 2010, me lo ofrecieron cuando entró Maribel de capataz y mi primera salida fue en el 2011.  Primero salí de auxiliar con Maribel hasta en el 2015. En ese año Maribel decidió dejar el martillo y la junta de gobierno entendió que siguiera yo al frente, continuando su proyecto hasta el día de hoy.

3.-¿Cuantos años llevas vinculado a la cofradía?

Cuando conocí a mi mujer Victoria, en el 2002, entrando en la cofradía como costalero del palio. Ella y su familia son muchos de los Salesianos y el Jueves Santo en su casa es algo extraordinario, se vive muy a fondo. Estuve como costalero hasta el 2010 y ya en el 2011 salí como como miembro del equipo de capataces del Santísimo Cristo del Perdón.

4.-Para ti, ¿Qué es ser capataz?

Eso es una pregunta complicada, ser capataz es un cumulo de cosas, ser capataz es tener la capacidad para comandar un colectivo de personas y luego tener la responsabilidad de que la junta de gobierno confíe en ti en dejar en tus manos su mayor tesoro, que no es otro que sus titulares. Entonces, cuadrar ese binomio, tener la capacidad para comandar ese colectivo humano, es saber que tienes e ir en sintonía con la junta de gobierno con la respectiva responsabilidad con la que yo entiendo esto y, sobre todo, ser fiel a tus criterios. sin distorsionar lo otro con todo lo que conlleva. Es un privilegio grande y al mismo tiempo una gran responsabilidad.

5.-¿Usted es de los que piensa que para ser capataz hay que ser antes costalero? o mejor dicho, ¿cree que se debe pasar por las trabajaderas para ser un gran capataz?

Hombre, necesario no es, pero si es conveniente porque una de las capacidades que creo que debe de tener un capataz es empatizar con sus costaleros y la mejor forma de hacerlo es con la gente de abajo ya que tienes que saber lo que se siente debajo de una trabajadera.

Lo más difícil que tiene un capataz es saber ponerse en la piel de sus costaleros, y eso como no hayas estado dentro, no eres capaz. Yo pienso que los capataces debemos ir por delante del costalero, tenemos que tener la capacidad de darnos cuenta de ese sufrimiento cuando le vienen las calles malas, de anteponerse a esas situaciones, saber levantar esa cuadrilla y para eso has tenido que sentir la trabajadera.

6-¿ Si tuvieras que poner una balanza entre el aspecto psicológico y el técnico de una cuadrilla, en que te apoyarías más?

El psicológico, yo siempre lo defiendo, pero vamos a un 90% pienso que el aspectos de las cuadrillas siempre es psicológico.  Nosotros por ejemplo, siempre quedamos una hora antes de los ensayos para hacer costales y lo hacemos porque mientras hacemos costales vamos hablando con ellas y sabemos cómo viene la cuadrilla, si han tenido problemas, como les ha ido en los ensayos anteriores, etc

7.-¿Cuál crees que debe ser la mayor virtud que debe de tener un capataz? ¿Y un costalero?

La mayor virtud que puede tener tanto un costalero como un capataz es la humildad y luego, estar abierto a aprender y a escuchar. A mí me gusta mucho escuchar, me gusta mucho escuchar a la gente que sale fuera, costaleros que salen fuera, capataces muchos más jóvenes que yo que están fuera y que sacan pasos aquí. Me gusta aprender porque son los que te enseñan. Y luego sobre todo empatizar, saberte poner en la situación del otro, tanto con los costaleros como con la junta de gobierno. El capataz es el brazo extensible del costalero, yo siempre lo digo, el capataz muchas veces, yo lo entiendo como si el costalero sacase la mano, los tentáculos, por los respiraderos del paso, y todo eso que te está expresando lo tienes que trasladar a la junta de gobierno. Y si tu encuentras ese binomio y lo defiendes a muerte, eso va a funcionar, pero si no eres capaz de agarrar esos tentáculos para que la cuadrilla vaya contigo, se te va.

8.-Como costalero ¿Cuál fue el primer paso que usted sacó? ¿ y como capataz?  ¿En la actualidad cuales sacas?

Como costalero, el paso de Nuestro Padre Jesús del Silencio ha sido el primer paso, entre en 1996 y hasta la fecha. También he compartido años con María Santísima de la Salud, por lo que como es lógico, no he salido con el Señor. También he salido de costalero  4 años en e$l Resucitado, así como con el palio de Nuestra Señora de la Amargura.

Como capataz, salí con María Santísima de la Salud y fue una experiencia diferente. Quien me conozca, yo soy fiel a mi principios y criterios, una cuadrilla cuando salga a la calle tiene que salir íntegra, con un número mínimo de costaleros. Ese año, imagina un muchacho con 26 años, al que le ofrecen ser capataz de la Virgen de la Salud y de tu Cofradía, pues yo era el más orgulloso del mundo porque la iba a sacar. Pero que pasa, esos años eran los años duros de de costaleros, no había costaleros ni costaleras. Yo dije que así no salíamos, así que yo salí de capataz de la Virgen de la Salud a ruedas, aunque parecía que iba con 50 costaleras debajo. Ese año me dejo un buen sabor de boca, con lo que yo disfruté ese día, me ha reafirmado que no merece la pena que salga una imagen de cualquier forma, que salen también dignamente a ruedas. Ese año disfruté cuando sonó la Madrugá, por el Risquillo. Además fue un año difícil porque el Señorcristo subió el Risquillo y al salir a ruedas, María Santísima de la Salud tuvo que esperarlo. Yo no me arrepiento para nada, de los momentos vividos, ya que fue un punto de inflexión para la cofradía.

9.-¿Que destacarías de la cuadrilla del Santísimo Cristo del Perdón?

La cuadrilla del Perdón tiene una capacidad de sufrimiento impresionante, yo he visto muchas cuadrillas, pero como la cuadrilla del Perdón, ninguna. Es obvio el paso que llevan, las dimensiones del paso y lo que pesa es tremendo, es mucho peso lo que llevan y bueno, nosotros vamos justos. Por ejemplo, el Jueves Santo pasado salimos con 3 relevos y en la extraordinaria, con suerte saldremos con 10. Es la primera vez, este Jueves Santo que hemos salido con relevos, por lo que tienen una capacidad de sufrimiento bestial. Y luego a parte, tienen una responsabilidad y compromiso tremendo. Yo te puedo decir, que de las 37 costaleras que estuvimos para los ensayos, el día que más han faltado en los ensayos han sido 4 y justificadas. Pero que pasa, eso tiene mérito por ellas y por nuestra parte porque nos ha costado mucho trabajo reunirlas.  Nosotros hemos suspendido ensayos con 29 o 30 costaleras, porque se nos han caído 6 costaleras, se han caído y sin una falta justificada que te dé un argumento sólido. En algunos momentos hay pegar un puñetazo encima de la mesa, y lo hemos pegado sin tener ningún miedo. Los que tenéis responsabilidades en cuadrillas, junta de gobierno, en tertulias, los que nos movemos en colectivos no debemos tener miedo en ser fieles a nuestros criterios y si en algún momento esto se nos va de las manos, que no tengamos miedo en dar un puñetazo encima de la mesa y empezar de cero.

10.-Para ti, ¿Que supone el Jueves Santo Salesiano?

El Jueves Santo, es la cofradía de la casa. En la casa hay dos cofradías, el Lunes Santo es la cofradía de papá  y el Jueves Santo, que es la cofradía de todos. El jueves santo en casa, es una fiesta, se vive muy a fondo. En la casa de los padres de Victoria se vive con una intensidad muy grande y luego, al fin y al cabo los que tenemos responsabilidad en la cofradía, como es el caso mío de capataz, es el día esperado, con tanto trabajo y tanto sufrimiento que te has llevado, con esa Cuaresma y esos ensayos, es el día para disfrutar, intentas hacerlo y vivirlo al máximo.

11.-¿Con que parte, rincón, calle del recorrido del Santísimo Cristo del Perdón te quedas?

Uno cuando sale, no te voy a mentir, cuando preparamos el jueves santo siempre hay lugares determinados. Hay que cuidarlo todo para que esta marcha vaya en tal lugar, y si surge la marcha, surge la cuadrilla, surge el momento, la gente… Pero de la misma forma que te digo que lo preparas, nunca sale. Los momentos menos esperados te salen en el mismo instante, la marcha menos esperada te sale el momento. Ves un niño que se acerca, una mirada, no tiene por qué estar el paso andando, no tiene por qué estar el mismo jueves en la estación de penitencia, si no el antes o incluso el después. Luego, en la estación de penitencia hay momentos muy bonitos, a mí me gusta mucho la calle León Herrero, me encanta por lo que supone para la cuadrilla, la dificultad ya que  la cruz a 5 cm de pared a pared. Todo lo que supone eso, el andar de la cuadrilla, de largo, no se le pide menos paso, controlar los bordillos y controlar las alturas. Esa calle te envuelve, yo disfruto mucho con esa calle, pero luego hay momentos muy bonitos y momentos que no te esperas.

12-¿El día de salida tienes algún ritual? ¿Cómo es su día de salida?

Yo soy un hombre de rituales y manías, pero te puedo decir que cuando soy costalero, tengo muchas más manías que cuando soy capataz. Delante del paso, las responsabilidades te pueden y te olvidas de ti mismo, es decir, estás pensando más en los demás y preocupado todo el tiempo de como vayan surgiendo las cosas. De todas maneras, yo intento tener algunas como la de ir a los salesianos a ver a los titulares por las mañanas y alternarlo con la convivencia, momentos verdaderamente bonitos. También intento tener mi momento antes de vestirme, mi momento de intimidad, intento poner el incienso en mí habitación , hacer una reflexión de lo que va a ser la tarde, eso sí que lo cuido y lo mimo.

13.-¿Cómo vas a vivir el 10 de junio? ¿Qué esperas de ese día?

Espero vivirlo de forma extraordinaria, que es de lo que se trata, disfrutarlo al máximo, que disfrutemos todo el mundo, que disfrute la junta de gobierno con tanto trabajo, la cofradía en sí, las cuadrillas del palio, que disfruten mis costaleras en la medida de lo posible porque el sufrimiento es grande de todas las cuadrillas y, sobre todo que me consta que hay gente todavía  que ha vivido la fundación, que disfruten de ver a sus titulares en la calle. También nosotros que tenemos ese relevo, lo tratemos con respeto, ilusión y con el mismo compromiso y responsabilidad con el que ellos nos lo dejaron. Sobre todo algo extraordinario y que disfrutemos todo mucho

Mucha suerte para el 10 de junio y muchas gracias por atendernos tan amablemente.

WhatsApp Image 2017-06-04 at 18.46.01

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s