Noche mágica en el Teatro«El Silo»

Y llegó el día, el día que cualquier amante a la música y a la semana santa estaba
esperando, el día que la Cofradía del Silencio preparaba su noche mágica, el día que D.
Carlos Arévalo nos deleitaba con su nueva marcha, el día de «Acordes del Silencio».
Teatro el Silo lleno, escenario decorado como si de un Lunes Santo habláramos y todo
listo para que el público cerrando los ojos se situara en este Lunes Santo mencionado
anteriormente. Con la voz en off de D. Rafael María Pérez, daba comienzo Acordes del
Silencio. Unas cuatrocientas cincuenta personas presenciaron la introducción de Antonio de Pozoblanco, que, con una saeta, dio paso a la Banda de música de Santa Cecilia de Pedroche, la cuál tocó 4 marchas antes de que llegara el momento estrella de la noche.

26993435_1578582478892704_6688280517687464328_n

Tras “Bajo tu palio de estrellas”, “Nuestra señora de la Esperanza”, Caridad del Arenal” y “Esperanza de Vida” llegó el momento esperado para amigos, familiares y conocidos de D. Carlos Arévalo. “Mucho tiempo, mucho esfuerzo y mucha dedicación a la música”. Así se pudo definir el trabajo que este compositor dedicó para que su marcha saliera adelante, para que “Salud del lejío” sonara en las tablas de Silo. El público en pie y el reconocimiento que D. Carlos Arévalo se merece. Sus palabras de agradecimiento fueron para toda la gente que lo había apoyado en tanto trabajo, para su Banda de CC Y TT del Santísimo Cristo del Perdón y para su cofradía, sin ellos, no hubiera sido lo mismo.

A continuación, Antonio de Pozoblanco hizo al Teatro olvidarse de todo y centrarse en
sus colombianas y sevillanas que dedicó a la cofradía, que, junto con los bailes de
Raquel, hicieron vibrar el teatro y la puesta en pie del público recordando momentos
antiguos que vivó la Cofradía el Silencio.

27332195_1578582705559348_1562658790325527491_n
Y por último y no menos importante, llegaba el colofón, llegaba desde Ciudad Real la
Agrupación Musical Santo Tomás de Villanueva, muy conocida en Andalucía y sobre todo en Pozoblanco después de tantos años detrás del Cristo de la Columna. Interpretaron
“Alarcos”, “De Capuchinos al Cielo” y “Costaleros Románticos” entre otras muchas.
Hicieron disfrutar al teatro, pero cuando todo parecía que acababa, la Agrupación y
Antonio de Pozoblanco pusieron la guinda al pastel interpretando “La Saeta”. Todo el
teatro en pie y a los sones de “La Marcha Real” se daba por finalizado un gran día para
la cofradía de Nuestro Padre Jesús amarrado a la columna y María Santísima de la
Salud, se daba por finalizado ”Acordes del Silencio”.

27459257_1578582935559325_7262886288050537537_n

Miguel Ángel Solano Lopera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s