“Peculiar” Via Crucis en la noche de Miércoles Santo

El Miércoles Santo de 2018 pasará a la historia de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Caridad en su Vía Crucis por ser el año que se cambió tanto el recorrido de la procesión como la hora de salida. Han sido circunstancias especiales las que llevaron a la Junta de Gobierno a tomar esta decisión y se quedará como una anécdota más.

maxresdefault

A las nueve de la noche, con puntualidad británica, el diputado de horas hace la llamada en la puerta de San Gregorio de la Iglesia de Santa Catalina de Alejandría, para que de comienzo la Estación de Penitencia de nuestra cofradía. Aún no se había cerrado el día cuando la Cruz de Guía alcanza el dintel de la puerta y empieza el rezo del Vía Crucis con la primera estación. Numeroso público se agolpaba en la puerta para ver salir la imponente figura de la imagen del Santísimo Cristo de la Caridad. Hombres y mujeres, hasta 10, son los encargados de portar y acercar la bendita imagen al pueblo de Pozoblanco. Las estaciones que se rezan de la Vía Sacra se encuentran señaladas por altares que los vecinos de las calles por donde transcurre la Estación de Penitencia elaboran con mimo y cuidado, amén de los azulejos cerámicos que se colocaron con motivo del X aniversario de la Cofradía y que permanecen durante todo el año para el disfrute de todo aquel que se acerque a contemplarlos. Todo transcurrió de manera ordenada y sin contratiempo alguno.

Es una Estación de Penitencia muy singular, diferente al resto de las que realizan las cofradías de Pozoblanco. Se reza el Vía Crucis en voz alta y cada vez son más las personas que, esperando el cortejo, se unen a la oración y el rezo del Padre Nuestro a nuestro paso.

descarga

El recorrido que se busca es aquel que permite la meditación, lejos del bullicio típico. Austeros y sin adornos que entorpezcan la identidad de la cofradía y de lo que se busca. Los tambores roncos que anuncian la llegada de la Procesión y una capilla musical, con música fúnebre, que invitan a la meditación y reflexión de lo que vamos haciendo y escuchando a lo largo del recorrido.

Llegan las 23’45 horas y la puerta de San Gregorio se vuelve a abrir para terminar nuestra Estación de Penitencia. La Capilla musical entra en la iglesia y, sin parar de tocar, entran los nazarenos creando un clima de respeto, silencio y oración esperando la entrada del Santísimo Cristo de la Caridad para así dar las gracias y terminar nuestra procesión. Cada vez son más los hermanos de luz que nos acompañan y también son más las personas que comprenden esta forma de ver y realizar un desfile procesional.

Este Miércoles Santo de 2018 ha sido un tanto atípico, diferente a los últimos 16 años. Tradiciones que se habían mantenido durante este tiempo se han roto. Momentos y vivencias que hacían de este día más especial si cabe, no han tenido lugar, pero las personas van y vienen y aquello que se hace con fe y devoción crea una huella que perdurará en el tiempo y al final todo se enmendará.

Pedro Jesús García Dorado

Diputado Mayor de Gobierno de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Caridad en su Vía Crucis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s