Unos extraordinarios 400 años, siempre contigo

Ya son muchos, los que saben, que Tú, mi Señor, cumples 400 años entre nosotros, y lo expreso así, porque a pesar de tener siempre presente, en mis escritos, que soy historiadora del arte, me permito una licencia en estas líneas que me dispongo a trazar, pues toda mi vida te he vivido, el Santísimo Cristo de Gracia de mi abuela, su Esparraguero, en ella, tenías una fiel seguidora, incluso a mi abuelo, que como me dijo muchas veces, eras al único, al que iba a ver, salir de su casa. Y a pesar de haberte vivido siempre, no fue hasta mucho después cuando me decidí a pertenecer a esta gran familia de nuestra hermandad, aunque eso no quiere decir que yo no haya sido tuya siempre.

Tras una semana intensa, en la que has vuelto a tu altar, para dejarnos de nuevo perplejos ante tu inmensidad, hemos vivido un triduo en el que buscamos el sentido a la cruz, en donde la respuesta sea, que el sufrimiento y el vencer a este, son una Resurrección en la tierra para nosotros, cada vez que somos capaces de saltar, esa zancadilla que a veces le da a la vida por ponernos delante. Hemos puesto así, fin a los actos cultuales que teníamos previstos para este aniversario, y de los que esperamos obtener un punto y seguido en los esfuerzos y aportaciones que cada uno ha realizado, fruto del grandioso amor que te tenemos. Han sido días en los que el Padre Antonio Aurelio, el Padre Antonio o el Padre Pedro nos han dejado palabras, que nos han llenado de fuerza para seguir, y en los que se nos ha recordado que el carisma salvador trinitario está presente en nuestro día a día, tanto para aquel que sabemos que lo necesita, como para el que tienes al lado, que no demuestra que lo está pasando mal. Jamás olvidaré como tu coro Juventus Gratiae, plasmó con música tantos sentimientos, cantando para ti, partituras tales como, el Himno de los Jóvenes de la Hermandad, el Himno que hace tantos años escribió un hermano que te adora, para ti y que emociona a todo el que lo escucha, o incluso tu himno en la calle, La Saeta.

Ahora, que pasa esa semana, nos disponemos a verte de otra manera, estarás en la calle en un 29 de septiembre que nos dejará verte salir de la Santa Iglesia Catedral de forma Extraordinaria, para regresar a tu barrio, a tu casa. La gente está expectante, y parece que nadie quiere perderse tampoco, como será tu ida, en silencio, por las calles de Córdoba, hacía el convento de la Encarnación, donde tus queridas monjitas esperan impacientes de que estés con ellas esos días, para poder velarte sin cesar, y a Córdoba no le importa que sean las siete de la mañana, a la hora que partas de tu casa, sabemos que allí contigo estará, y es que el Señor de la Gracia, prefiere pasear en el recogimiento del alba de un nuevo día, porque eso es Él, luz que nos guía en el camino.

Una salida extraordinaria, que esperamos sentir y disfrutar, pasear contigo, usando nuestras mejores galas de respeto, algunas de mantilla para continuar la tradición de honrar a la celebración a la que se asiste así vestida, otros portándote a hombros, otros hermanos llevando luz, incensarios,…..

Pues que así sea y que Córdoba deje de Soñar la Gracia, para que desde ahora Córdoba
Despierte a la Gracia. #cordobadespiertaalagracia

María José Escribano Nieto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s