La puerta del costal y la corneta

IMG-20180224-WA0014~2

En las interminables horas de espera y compañía que, en esta dura Cuaresma, nos ha tocado vivir a nuestra familia, donde las sábanas del SAS no adornan ningún costal, sino que forman parte de la realidad diaria, se encuentra tiempo para poder leer tantas y tantas letras que se divulgan en las publicaciones cofrades. Y, sin ánimo de ofender y mucho menos de imponer nada a nadie, quiero compartir algunas reflexiones.

El pasado domingo, mientras estaba en misa, constataba una vez más que la media de edad de las personas que intentamos cumplir los mandatos de nuestra Madre Iglesia ha subido y sube a un ritmo, al menos, preocupante. Ver a la juventud en nuestras celebraciones empieza a ser difícil. Esta situación contrasta de lleno con cuadrillas de costaleros o bandas que están repletas de juventud y muchos de ellos, además de vivir, no me da miedo decirlo, una afición, encuentran en estos grupos su forma de entender su fe y su religiosidad en torno a las benditas imágenes de nuestros titulares. Algo es algo. La puerta más grande de la Iglesia hacia la juventud está abierta, pero ¿invitamos a pasar?

Cada vez con más frecuencia encuentro menciones a los costaleros o miembros de bandas referidas a la falta de compromiso con el trabajo diario de una cofradía, críticas desde el desconocimiento a la jerga o vocabulario del costal, a las formas de unos u otros capataces o cuadrillas, comparaciones absurdas con tiempos ya pasados donde todo parecía más intenso fruto de la edad y que obvian la realidad cofrade actual.

Desde estas humildes letras, quiero pedir respeto para costaleros y costaleras. Respeto a nuestra forma de vivir la Semana Santa bajo las trabajaderas. Hay plegarias, rezos, reflexiones y sacrificio, también satisfacciones. No es ni mejor ni peor que otras formas de vivirla. Es verdad que somos unos privilegiados por la posición que ocupamos, pero también es verdad que somos totalmente prescindibles. Por todo ello, las comparaciones son pérdidas de tiempo. Quedarse en lo accesorio del costal sin pensar en lo que va a vivir el costalero es, sobre todo, triste. Menospreciar la labor de costaleros y costaleras, quedándonos en la estética o en las formas, no invita a dar ningún paso adelante.

Hay muchos músicos que también rezan con sus instrumentos, que encuentran en estos días momentos para estar cerca y vivir su fe. Jóvenes y no tan jóvenes que le roban tiempo a su gente durante todo un año, ¿tiene precio? Respeto también para todos los músicos de dentro y fuera de nuestra localidad. No comparto las opiniones de personas que no entienden que una banda tenga un caché por ofrecer su trabajo y su arte, por ofrecer estilos y sonidos distintos, a cambio de un precio para el colectivo lógico por acompañar a una hermandad de la mejor forma posible.

Soy consciente de que nuestras hermandades necesitan de todo el apoyo y toda la mano de obra disponibles, las necesidades son grandes. Pero a la hora de pedir ayuda, pidámosla a todos los implicados por igual, sin comparaciones ni exigencias.

Vamos a trabajar todos juntos para que esa puerta tan grande de la Iglesia, la puerta de la corneta y el costal, esté siempre abierta y al otro lado nos encontremos cofrades menos exigentes y más comprensivos con la realidad que vivimos. Y nosotros costaleros y costaleras, vivamos con fe nuestra experiencia, cuidemos nuestras formas y busquemos la discreción.

Mi amiga Julia me dice con frecuencia que los cofrades nos tomamos estos temas con demasiada importancia. Y le tengo que dar la razón. Esta larga Cuaresma me ha llevado a vivir otros caminos de fe y a valorar mucho más todo lo que tengo. Por eso reitero mi voluntad de no querer molestar a nadie y solo la de exponer una opinión que entiendo pueda no ser compartida, pero respetada sin acritud.

Rafael Sánchez Ruiz

Esta noticia ha sido patrocinada por:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s