Procesión de la Milagrosa

El próximo 1 de Junio, a las 20.00 horas, desde la Residencia de los Hermanos Muñoz Cabrera, saldrá la procesión de la Virgen Milagrosa. El recorrido será: Residencia, Ronda de los Muñoces, Madre Carmen Sallés, Mediodía, San Ignacio de Loyola, Góngora y Residencia. El cortejo estará acompañado musicalmente por la Banda de Cornetas y Tambores “Los Sayones”, los cuales celebrarán este día su jornada de puertas abierta

Desde la Asociación de la Medalla Milagrosa Pozoblanco se ha indicado que todos los niños entre 15 y 16 años que estén interesados en portar a la virgen acudan al ensayo del próximo día 26 de Mayo a las 18.00 horas, en la Residencia de los Hermanos Muñoz Cabrera. En caso de que no puedan acudir, también podrán participar si se presentan el día de la procesión.

IMG-20180523-WA0003.jpg

Dirección de Cruz de Guía

 

Igualá de María Auxiliadora

El próximo Domingo 29 de Abril, a las 12.30 horas, en la Iglesia del Colegio Salesiano, Juan José Fernández ha convocado a sus costaleros y costaleras que el próximo día 24 de Mayo, tendrán el privilegio de ser los pies de María Auxiliadora.

En la Igualá en primer lugar, se igualará a las cuadrillas de hombres ( La forman 24 hombres)  y a la de mujeres ( la forman 30 mujeres) que participaron el pasado año. Posteriormente se igualarán al resto de aspirantes en los huecos que queden libres.

descarga (1)

Dirección Cruz de Guía

Auxilio de los Cristianos

IMG-20170524-WA0001Flota en el aire un aroma especial a flor recién cortada. El sol ilumina radiante la fachada del Colegio Salesiano que como un espejo de azahar refleja chispazos de emoción contenida. En su hornacina, sumida en su halo de serena belleza, la Madre Auxiliadora espera su momento. Hoy es un día grande. En la entrada hay un revuelo de niños sin mochila a la espalda y madres presurosas para hacerse con un sitio en la eucaristía que se celebra como cada año en su honor. En el transcurso de la misma, sus hijos, tras desayunar la consabida torta con chocolate, les ofrecerán esa flor que representa lo más puro que alberga el alma humana, aquello que ni el paso del tiempo consigue arrancar. Día de recuerdos colgando de los balcones como banderolas de color azul y rosa. Los patios rebosando ilusión, la capilla rebosando de flores blancas, el corazón rebosando sentimiento salesiano. Todo rebosa como un jarrón colmado de lirios este veinticuatro de mayo en el que los devotos de su auxilio se rinden a sus plantas para pedir su amparo, un cobijo que alcanza a todos los que la pasean en este día de infancia y primavera, de besos y madres, de rejas engalanadas y macetas en la puerta, de estrellas y pequeños altares con flores a María, la Virgen Auxiliadora de los cristianos. Inevitable respirar el aroma dulzón de la nostalgia en una tarde como esta en la que en lugar remoto del corazón los duendes traviesos de la infancia que perdí están de verbena proclamando vivas a María Auxiliadora.

Andrés Garrido